El Agente Forestal denuncia sustracciones ilícitas de salamandras en la Fuente del Acebuche

1
Salamandra en Alhaurín el Grande. Autora: María Jesús Sánchez Herráiz

Salamandra en Alhaurín el Grande. Autora: María Jesús Sánchez Herráiz

El Agente Forestal de la sierra informa a los vecinos sobre unos incidentes que se han producido recientemente en el entorno de la Fuente del Acebuche. Se trata de la supuesta sustracción de salamandras y crías por parte de un grupo de individuos adultos.

«Tenemos información por vecinos del pueblo que suben a hacer deporte, que hace unos días había tres personas de unos 30 años en la Fuente del Acebuche, cogiendo salamandras y alevines (crías) del pilar y metiéndolas en botes de cristal. Les recriminaron que no se podía hacer esa actividad, y les contestaron que tenían permiso y que eran de la universidad, algo que no nos consta que sea cierto», relata José Antonio Díaz, agente forestal.

Por el momento se investiga cuál puede ser el fin de estas sustracciones, en las que estos anfibios son apartados de su hábitat natural. Una de las finalidades que no se descartan es su uso para la venta por Internet a particulares, a través de fórmulas estudiadas con las que los autores evitan ser denunciados. Se trata de unos hechos que no se habían producido con anterioridad y que ha generado indignación entre los amantes de la naturaleza.

«Suponemos que están cogiendo las salamandras tanto aquí en Alhaurín el Grande, como en Jarapalos. No sabemos cierto a qué destinan los alevines, porque estos animales son muy sensibles, y como no sea con aguas muy puras y con unas condiciones muy concretas, no se desarrollan», añade.

La salamandra es una especie legalmente protegida, recogida en el Catálogo Andaluz de Especies Vulnerables, con la consideración de protección especial de su hábitat. En el régimen sancionador está considerada como una infracción grave en la “Ley de Flora y Fauna Silvestre de Andalucía” de 2003, y la multa puede ir desde los 601 a los 60.000 euros.

«Quisiera yo tratar de decirle a la gente en general, que la salamandra donde está bien es en su hábitat natural. No por modas o por excesivo esnobismo, la gente trate de tenerlas en su casa en una pecerita metida. Porque no es su lugar correcto, y porque el animal no se va a desarrollar como si estuviera en su espacio natural», concluye.

Esta especie de anfibio cuyo hábitat son los bosques penibéticos más sombríos, podría vivir hasta 20 años en nuestra sierra. En el mercado negro, su vida se acortaría significativamente, y su ciclo de renovación se vería en grave peligro.

Compártelo

1 comentario

  1. Avatar
    Gabriel Martinez del

    El artículo me parece muy bien pero creo que sois unos inconscientes dando el sitio exacto donde hay salamandras. Una fuente que se encuentra en Google Earth y que sin duda atraerá a más gente a llevarse salamandras. Por favor os pido que URGENTEMENTE eliminéis el sitio. Con poner Sierra de Mijas es suficiente

Deja un comentario

+ 15 = 25