Corpus Christi

0

El Corpus Christi procesiona por las calles

Corpus Christi

El pasado domingo 29 de mayo, cristianos de todo el mundo celebraron el Corpus Christi, una festividad cargada de fe y simbolismo. Como en otras ciudades, en Alhaurín el Grande se celebró la habitual Eucaristía en la participan los niños y niñas que durante este año han celebrado su primera Comunión.

El Corpus Christi es una de las celebraciones con más arraigo y tradición entre los fieles. “Es un momento muy especial para ellos porque acaban de hacer la Primera Comunión, y entonces se trata de manifestar la fe externamente, en las calles, en la presencia real de Jesús en la Eucaristía, y eso es muy bueno”, apunta Javier Hernández, párroco de la localidad.

Tras la misa, procesionaron por las calles del centro ataviados con los trajes y vestidos que llevaron ese día. Recordaron de esa forma aquel día tan importante para ellos. Las catequistas que les acompañaron así lo manifiestan.

“Para ellos es lo más grande. Muchos es la segunda vez que comulgan, y entonces van con muchísima ilusión, casi tanto como el primera día de su Primera Comunión”, cuenta María José García. “Hoy en el Corpus los niños se visten. Ellos llevan una vareta de gladiolos, y ellas un canasto con pétalos de rosas”, especifica Gertrudis Farfán. “Guardan el traje, los vestidos, para la procesión del Corpus, luego cogen las flores y salen como los estáis viendo”, añade Antonia Jesús Rueda.

A lo largo de todo el recorrido, los vecinos levantaron altares que serían más tarde bendecidos por el párroco. En hasta seis puntos de todo el trayecto se dispusieron estos descansos, a los que los niños lanzaban pétalos de rosas.

Corpus Christi
Corpus Christi

“Todas las vecinas esta mañana trayendo las flores y poniendo el altar. Cada una ha traído una cosa, y hemos esta toda la mañana prácticamente arreglándolo”, cuenta Toñi, quien lleva junto a sus vecinas aproximadamente una década colocando un atar en la unión entra las calles Piedras y Molinos de Abajo. “Siempre si no es en la casa de un vecino, es en la casa de otro, pero siempre en este trocito nos gusta que haya un descanso del Señor”, dice María Isabel, quien, con sus vecinos, monta otro cada año en la Calle de la Cruz.

Con el regreso de la reliquia del Santísimo Sacramento a la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación, se dieron por finalizadas las celebraciones del  Corpus 2016 en la localidad. Una fecha señalada en el calendario para muchos niños y niñas de 8 y 9 años que recordarán para siempre.

Puedes disfrutar de la galería de fotos pinchando aquí.

 

COMPARTELO

Sobre el Autor

Jaime Castro Ríos

Deja un comentario

+ 77 = 86