Alhaurín el Grande cierra las cuentas de 2020 con un superávit de 2,5 millones de euros

0

El Equipo de Gobierno hace balance de la liquidación del presupuesto municipal de Alhaurín el Grande correspondiente al último año, tras su paso por el pleno.

«El año 2020 sin duda ha sido un año complicado, en el que partíamos de una situación económica derivada del ejercicio anterior en el que este Ayuntamiento se enfrentaba a un plan económico y financiero que provenía del incumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria en el año 2019, debido a que las circunstancias políticas fueron complicadas y fue un año bastante difícil para este Ayuntamiento», justifica Víctor Romero, concejal de Economía.

Para el Ayuntamiento, en el ejercicio 2020 además de someterse a un plan de ajuste económico y financiero, se hizo frente a los imprevistos derivados de las consecuencias de la pandemia. La Concejalía de Economía calcula esos gastos en 1.200.000 euros, que vienen de triplicar la inversión en ayudas sociales, de la suspensión de tasas municipales en apoyo al comercio y del refuerzo de los servicios de limpieza y desinfección.

 El Equipo de Gobierno destaca que el año termina con un ahorro neto positivo, con un superávit (remanente de tesorería) ajustado para gastos generales que ronda los 2,5 millones de euros. El porcentaje de la deuda viva, que engloba obligaciones pendientes de las operaciones de crédito que tienen asumidas, las proyectadas y los avales concedidos, alcanza el 35%, esto es, por debajo de la mitad del límite máximo autorizado.

«Queremos decir con esto que se ha cerrado el año 2020 con un cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y regla de gasto, y hemos conseguido ese doble objetivo de superar ese marco del plan económico y financiero al que estamos sometidos por los datos del año 2019, y además luchar eficazmente contra la pandemia», añade.

De cara al ejercicio actual y a los siguientes, desde el Ayuntamiento se habla de ciclo de recuperación económica y de inversiones públicas en condiciones que definen como de “estabilidad presupuestaria y fortaleza financiera”.

«Creemos que es el momento, como así lo presupuestamos para 2021, de apostar por la inversión pública como motor generador de riqueza y empleo para nuestro municipio, y además poder hacerlo en unas condiciones óptimas económicas y financieras, que nos van a permitir además poner en marcha y reforzar nuevos servicios públicos para la mejora de la calidad de vida de todos los vecinos», concluye.

La liquidación del presupuesto fue llevada a pleno para su dación de cuenta en la última convocatoria ordinaria, celebrada el pasado 22 de abril por vía telemática.

Compártelo

Deja un comentario

1 + 1 =